viernes, 18 de enero de 2008

El club de los humildes *

He intentado retenerte en mis manos apretando los puños, pero te filtras poco a poco entre mis dedos, siempre supe que tarde o temprano el tiempo me daría a probar mi propio veneno para que supiese a qué saben los juegos de amor cuando yo solo soy el cubilete y los dados danzan en mi interior a antojo de quien me posee. Amargo.
Podría llorar y tal vez sea lo que ansía el destino, que por primera vez sea yo la que sufra por una separación, pero no voy a hacerlo y no porque seas tú, sino porque soy yo y quiero seguir siéndolo por el resto de mis días. Lo fácil sería ceder, mirarme el ombligo pensando que es el centro del universo y llorar tu ausencia, lo cierto es que no estás ausente, simplemente te has marchado y eso me crece, realmente no me merecías y te has retirado a tiempo para quedar victorioso. Me has dado un motivo para seguir con la cabeza erguida, me tenias miedo y temiste no dar la talla. Desde luego no la has dado.
Me gustaría verte ahora, te miraría a los ojos y sin palabras sabrías lo que pienso, tal vez no tenga un gran cuerpo ni unas largas piernas, pero mi mirada es capaz de despellejar hombres como vigas, hundir las pupilas en el pecho y partir un corazón latente de pavor.
Recuerdo tus últimas palabras, imprecisas, escasas, aunque la verdad, no se de qué me sorprendo si nunca supiste utilizar bien la lengua.
Mientras me pinto las uñas pienso en cómo será el próximo hombre que pase por mi vida, me gustaría que fuese poeta, al menos ellos siempre saben qué decir y no centran su vida en las cosas banales. Son capaces de todo a cambio de alcanzarte un vestigio de alma. Tienen la capacidad de llevarse a la cama casi a cualquier fémina que se propongan y la van embaucando con el cuento del amor es verso y el sexo el clímax del amor. Follar es poesía…y yo soy virgen. Cuénteme un cuento.



5 comentarios:

Lázaro dijo...

hola señorita.

si follar es poesía.. y tú eres virgen...

demasiados desalmados hay cerca de ti

un beso enorme

y por cierto.. tienes un precioso blog

M. dijo...

Llega la oscuridad y la pateas hasta que sangra luz.

Hola he llegado aquí por tortuosos caminos desde Mundopoesía, en la que escribo desde hace pocos días.

Me gusta mucho como escribes. Tu forma de utilizar las palabras.

Me veo reflejado en tu forma de escribir, en lo que sientes, en la rabia...

Un saludo desde 300 km al oeste.

M (Maleno)

Vozka dijo...

“a qué saben los juegos de amor”
Imagino que dulce, algo similar al sabor de una golosina, para quienes ganan. A mí, como perdedor, me a dejado una mezcla de rabia, impotencia, vodka, soledad y la autoestima metida en los calcetines. Personalmente ese tipo de “juegos” me hacen sentir como una simple muesca en la cabecera de una cama.

Anthony Yupanqui Lorenzo dijo...

Hermoso. Debo confesar que entré con cierto recelo y me voy con un lindo asiego.
Haber si nos contactamos para leernos mutuamente.
Un deseo sincero.

Anthony Yupanqui Lorenzo dijo...

Te dejo mi blog:
http://noblepandemonio.blogspot.com/