sábado, 9 de agosto de 2008

Cas - tra - ción


Me dicen
que no me sienta tan mal llevar el pelo cogido
que no tome tanto el sol
o me van a terminar deportando en una patera,
que crezca,
que use tacón para aparentar se más alta,
que sonría más a menudo para aparentar ser feliz,
que me pinte los ojos
que use anti-ojeras,
que nada es tan malo en este mundo de apariencias
del cual a veces ansío desaparecer
a-dap-ta-ción para una inadaptada
educación
corrección
moderación
sanción
¿y cuándo llega la elección?

Bipolaridad, tripolaridad, polipolaridad
y podemos ser felices con cientos de nosotros mismos elevados al cubo
metidos dentro de un mismo cuerpo.

Distintas caras y personalidades que odian sonreír a la mentira
que aborrecen los tacones
que se masturban en sofás ajenos, en aseos públicos
que escupen en la cara de la farsa
y se mofan de lo que gustan.

Todos tus vosotros
y todas mis nosotras permaneceremos inalterables
porque si este mundo es tan grande para soportar esta mierda
también lo es para sostenernos.

6 comentarios:

mofin dijo...

se me ocurre...

y si levitamos a un palmo de la mierda?

a 10 centímetros de lodo, loi

juegas en nuestra liga???

pecadocapital79 dijo...

Estoy aqui al otro lado, te leo, te desleo y vuelvo a releerte, no dejes de escribir Loida, te admiro mucho, saludos.

Cristal Violeta dijo...

Dónde si no, sr Mofin, sr Jack, sr Ignatius?

Cristal Violeta dijo...

Pásate a este lado pecadito, en el cristal violeta tienes una cama, unos brazos y todo, ya lo sabes...
me encanta verte por aquí mi niño del sur.

Y te echo de menos

Isabebelita© dijo...

Yo me siento ya en ese lado...aiiiii nenaaaaa!!!! me quedo con este, me quedo con este!!!!...si me lo permites claro!parece que alguna parte de nuestra polipolaridad estuviera en contacto...como si hablases de mi...aiiiii!!!!

me ha encantado siiiiiiii

besotes grandes y hermosotes

isa

Cristal Violeta dijo...

Quédate con lo que quieras Isa, a ti te lo permito! jajaja
Bueno, lo mismo eso de vivir las dos en Oz nos afecta de algun modo, ya sabes...

Besos miles nena