martes, 26 de agosto de 2008

El juego de las arañas


Porque hay momentos en los que uno se cansa de respirar el mismo oxigeno
podrido
lleno de mentiras y desprecios,
porque las mañanas llegan cada vez más tardías
y la noche se va cerrando sin previo aviso
porque las tristuras pesan cada vez más en los párpados
y el valor cuesta cada día una sonrisa más cara,
las esperanzas han pasado a ser quimera
y los sueños….ah…los sueños, ¿qué eran?

Las fotos no son más que escenas fingidas sostenidas en marcos de recuerdos;
son débiles los recuerdos
y el llanto a penas moja, se limita a caer sobre las mejillas
¿Quién recoge las lágrimas?
Déjalas, me gusta la lluvia salada.

No hay segundas partes
¿Y si las hubiera?
Siempre son peor de lo que se puede preveer
una sombra de lo recreado en la mente, errores de la conciencia.

El juego de las arañas es tejer,
tejer en la mente una tela que no deje escapar los instantes
retener el pasado, enredarlo y dártelo de comer en momentos famélicos.
Atar cordeles en los tobillos y sesear historias hasta que te duermas,
jugar a la comba con los finos hilos
y pretender salir ilesa,
mis arañas…..
respiramos oxigeno podrido, lleno de mentiras y desprecios
¿y sabes qué?
Todavía no estamos cansadas.
¿volvemos a jugar?

4 comentarios:

Microalgo dijo...

Decía Maria José Hernández que el recuerdo es un campo minado...

JAUM"A" VENDRELL GINEL(POETA A LOS 50) dijo...

aquí te dejo un enorme abrazo loida...la escritora resentida...la mas...te enlazo en mi blog para que la gente te lea mas y para tenerte ahí...cerquita...

Coral dijo...

pero las arañas, hacen eso, tejer, y a veces ese telar puede ser observado como maravilloso tapiz o servir de red sobre la que caer, ver el lado vistoso (aunque turbio siempre hay algo vistoso) de las cosas, nunca está de más.

siempre que vuelvo me encuentro un montón de nuevas actualizaciones, con lo lentita que soy yo para eso, en fin, que siempre es un placer darse una vuelta por aquí.

besos.

Ellen Tamara Durán Wong. dijo...

Si todo se termina, todo vuelve a empezar.


Besos inmensos hermosa