domingo, 6 de abril de 2008

Ni tan pequeña ni tan fragil


He salido a la calle a descubrir
el sonido que producen mis tacones
al chocar contra la acera
y me ha recorrido un repelo
al darme cuenta de que
no soy tan insignificante como pensaba
ni como mi amor de los dieciocho me hacía creer,
ni tan pequeña ni tan frágil
(aunque rota)
de que mi peso es capaz
de dejar una huella decente en la arena
y aunque detrás de mí vengan olas a borrarlas
durante un tiempo existieron.

He alzado la cabeza sin miedo
y he preparado la maleta,
poca ropa y muchas ganas de comerme la ciudad,
de caer en los bares
donde no las promesas se juegan a las cartas
y dormir en una cama
donde los polvos no se esnifan
ni te los vende un camello,
donde la única salvación
se halla tras las trincheras de la piel
y dudo encontrar el camino detrás de otros pasos
me sobro y basto con el mío
(que ahora anda en obras).

Rechazos y desplantes no tienen cabida en este viaje,
solo dos billetes de tren,
ellos se quedan en tierra
lejos de mis sentimientos heridos.

Me llevo las botas
no creo que a nadie le importe que conozcan la capital
que vuelvan a casa con restos de tierra
de caminos escabrosos.

4 comentarios:

Disimuladora dijo...

Hola,

Estaba mirando algunos blogs, y al final acabé aquí...me encanta tu blog, es un placer leerte!!

No creo que a nadie le importe que tus botas, descubrán la verdad...

saludos!!

Hada mágica!* dijo...

Hola! De blog en blog llegué al tuyo, me gusta mucho lo que escribis y como lo haces, realmente sos muy expresiva, y puedo sentir lo que sentis con solo leer estas lineas... leí varias entradas mas antiguas y queria felicitarte.

Espero te pases por mi blog cuando puedas!

Loida dijo...

Gracias disimuladora por pasear por este mundo y quedarte un ratito.
Besos desde el cristal violeta

Loida dijo...

Hola hada ( creo en las hadas:) ).Es grato saber que te gustaron mis letras, siempre serás bien recibida a este mundo frágil.
Besos
(pasé por tu perfil, es lindo)