domingo, 26 de octubre de 2008

Verborrea de un domingo por la tarde

Se puede masticar el odio
hasta hacer una gacha con él,
una pasta imposible de tragar,
difícil de escupir,
que se adhiere al paladar
lo mismo que hacen los recuerdos de un pasado
que solo consigue evadir el alcohol
y no siempre es fácil,
no basta muchas veces con un par de vasos de vino rosado
(las señoritas no podemos beber whisky
o perderíamos el glamour).

A veces hay que dejarse caer en antros
donde se rifan los abrazos
donde los polvos son algo más
que una sacudida entre las piernas
y un par de espaldas sudadas,
donde pensar en el orgasmo es tan solo
pretender ser actriz de una película porno.

Se puede salir victorioso de un domingo por la tarde
a pesar de que el cielo esté nublado
y el teléfono permanezca muerto,
a pesar de que nadie recuerde quién eres
y el mundo tan solo esté aguardando a que sea lunes
para cargar con la rutina al hombro
y volver a llamarte
para contarte que todo sigue igual
y que gracias a dios todavía te sigues llamando como el lunes pasado.

No puedo evitar pelearme con esta vida,
porque dicen las abuelas
que quien se pelea se desea
y yo no ansío más que vivir hasta que se sequen las palabras.

8 comentarios:

Lázaro Suárez dijo...

llegue le 1º en un descanso de estudio de asingaturas vomitivas en un domingo postnocturno que se convierte en violeta con esto.

me ha gustado este poema.

no como los demas, que me gustaban, sin mas

este me gusto, con mas.

no se porque. puede que porque sea domingo.

porque me recuerda a mi.

o porque necesite que sea Lunes con urgencia.

no lo se como digo.

se que me gusto

con mas

un beso

Desconcierto dijo...

Me tocan tus poemas...
...

Se puede salir victorioso de un domingo por la tarde...y que gracias a dios todavía te sigues llamando como el lunes pasado

...
ahora es domingo por la tarde, más oscuro que ayer a estas horas, y mañana lunes ella se sigue llamando igual
...

mofin dijo...

ayer tarde...me aocordé de ti

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gusta este poema.

Cristal Violeta dijo...

Hay cosas que gustan y no sabemos decir por qué y otras que nos disgustan, pero lo peor Lazaro, es cuando antes nos gustaban y de pronto dejan de hacerlo y sigues sin saber por qué.

Besotes

Cristal Violeta dijo...

Y espero que se siga llamando igual por mucho tiempo, porque es triste pararse a pensar y darse cuenta de que todo es la misma historia con diferente nombre.

Besotes miles hasta Madrid

Cristal Violeta dijo...

No pierdas la memoria mofin..porfa...

Cristal Violeta dijo...

Gracias Leo, quedas invitado a este mundo siempre que gustes.
Besos