lunes, 27 de octubre de 2008

Soy de los lunes


Soy la puta de los lunes, la que sirve de sabana blanca donde se limpian los hombres el semen de los domingos, donde se secan las mujeres las mentiras de entre semana y con las vueltas de mis calcetines se hacen torniquetes alrededor de las muñecas, para no olvidar que son esposas, que lo fueron mucho antes de nacer y fueron a consolidarlo sin apenas haberse parado a pensar si querían o no un anillo alrededor del cuello y un símbolo de propiedad en el dedo.

Hoy vuelve a resucitar el teléfono y siempre contesta la misma voz al otro lado, la chica de los lunes, la puta que más barata sale y la que nunca se cansa de sonreír. Soy y no puedo menos que odiarme e intentar besarme a la vez por parecer tan genialmente estúpida. Mi paranoia se vuelve cómplice con una canción que siquiera sé de quien es, lo único que conozco de ella es que pertenece a una banda sonora, que es tan desgarradora que puedes llegar a sentir las notas amarrándose al esófago como pretendiendo quedarse a vivir un par de años, al menos lo que duran los efectos del humo de la chimenea de mi casita de muñecas.

Me gusta comprar libros y acariciar cada página antes de regalarlos. Soy tan gilipollas que los beso y todo, creo que en algún lugar se caerá alguno de estos besos y alguien con necesidad de ellos lo recogerá y se lo guardará en la boca, quizá algún día ese alguien encuentre a otro alguien que también necesite un beso y se lo de, es el único modo de conseguir que no mueran nunca.

Hoy es lunes, he vuelto a ser puta. Hay días en los que me siento bien, pero precisamente hoy no es uno de ellos, quizá es el peor de ellos porque tampoco me siento mal y yo lo único que quiero es sentir algo. Tal vez ya no sirva para eso, quizá deba limitarme a sonreír de vez en cuando o llorar cuando se supone que debo hacerlo. Es posible que me haya caducado, que haya pasado a ser como el resto del mundo que se sienta en el sillón los sábados por la tarde, o se asoma a la ventana viendo a la gente pasar sin mirarse unos a otros, con inexpresividad absoluta en sus rostros, con la indiferencia barnizada en la cara.

Quizá deba cerrar el burdel y lavar las sabanas. A lo mejor debo ponerme un cartel de cerrado en la boca y dejar de sonreír, a lo peor tengo que apuntarme al paro y hacer cola esperando que me den mi dosis de amor y dejar que este mundo se autoabastezca de donde pueda, dejar de pensar en alguien y pensar en nadie o en mí, que para muchas personas viene a ser lo mismo.

No voy, ni vengo, pero al menos hoy es lunes y los lunes siempre soy algo más que alguien para muchas personas, sobre todo para mí.
¡Niñas, al salón!

14 comentarios:

Lázaro Suárez dijo...

vaya. el final me dejo trastocado

pero sin duda, me quedo con el humo de la casita de muñecas

ya ves

soy asi de minimalista y eso me gusto especialmente.

un beso!

mofin dijo...

y hoy también

niñomalo dijo...

yo también soy puta, pero me van más los Viernes, que diría Crusoe




no importa lo que seas al volver, importa que vuelvas

(muá)

Isabebelita© dijo...

yo soy puta los domingos por la mañana, y los sabados despues de comer, y los martes, miercoles, jueves, y vísperas de festivos.

Los lunes son todos para ti!

Nena...cómo me gustas!
lava las sábanas,
regenérate
y no dejes nunca de sonreir...

creo que en algún lugar del mundo alguien esta recogiendo un beso tuyo y se lo esta cosiendo en la boca... merece la pena a pesar, a pesar, a pesar de...mierda! de que seas la putilla-brujilla de los lunes que más me gusta a mi!

UN BESO GRANDE HASTA TU MAR

isa

bárbara dijo...

me dejas sin palabras

me encanta

tiene fuerza y furia y lucidez

y eres preciosa por darte así, oblicua vertical

gracias
éste ha sido un gran descubrimiento

B.

Descalza dijo...

Me ha encantado la expresividad, genial Loida, la sonrisa habría que dejarla vivir para siempre, para sentir algo siempre queda, ya sean los lunes o toda la tira semanal.

Un abrazo.

Microalgo dijo...

Ea, ea, no se me desespere.

Una tortillita de patatas y como nueva. Los lunes es lo que tienen, que nos cabrean tela...

(Ya lo sé, pero soy prosáico calculado, nada casual, cada cual tiene sus filosofías de vida).

Abrazos.

Cristal Violeta dijo...

El humo puede significar muchas cosas, puede dar sensacion de peligro, o de hogar, pero en este caso no es ninguna de las dos cosas,
Besotes Lazaro y gracias por estar.

Cristal Violeta dijo...

Y siempre que quieras, Mofin,.
Abrazos y humo...

Cristal Violeta dijo...

La cuestión, niño malo, es que casi siempre soy la misma despues de la catarsis, espero la muerte que me reencarne en otra, ¿será posible algún día?

Mas muas para ti malote, se te quiere

Cristal Violeta dijo...

Cuantos días, entonces más que puta eres reputa jjajajaja.

Nada de pesares, que los pesares son asquerosos y no pagan alquiler.
Volamos hasta Oz?
Besotes mi niña.

Cristal Violeta dijo...

Bienvenida Bárbara a este mundo ambiguo, pasa siempre que quieras.
Un besote

Cristal Violeta dijo...

La sonrisa no muere,María, solo se duerme a veces.

Te mando un beso para ti y otro para esos pies descalzos.

Cristal Violeta dijo...

Que buena la tortilla de patatas... asi los martes llegan más pronto.

Un saludo cariñoso señor Micro, siempre es un placer verle por aqui.