viernes, 31 de agosto de 2007

Rey de cartón


Dos ojos desorbitados y una boca llena de babas adornan un rincón de la oscura plaza. Tiene el pelo teñido de blanco y los dientes negros de contener en la rabia y las mentiras que nunca supo decir. Su barba espesa, gruesa y larga da cobijo a las historias que anidaron allí buscando un alma soñadora que creyese en ellas y las guardase como un tesoro.

No me importa que sea un loco, que huela a vino rancio y sus ropas a humedad, ¿qué más da que le piquen los piojos? Un día me dijo que esos bichos le cantan nanas y le acicalan los canos rizos al amanecer, así no tiene que usar peine.

Por un trozo de tortilla o un par de cigarros es capaz de rebuscar en su barba y encontrar la mejor de sus historias.El asfalto es su cama y el cielo una manta ligera que prefiere no bajar hasta su cuerpo para que no se la roben.

La gente lo mira con desprecio (yo se que es envidia) solo por ser diferente, por ser feliz con tan poco, por ser capaz de sonreír sin temor a sentirse inferior, el rey de la plaza sonriendo a sus súbditos sin prejuicios ni temores.

Tiene una flauta con tres agujeros con la que entona una canción que solo aprecian los humildes y solo entienden los nobles, llega a lo más profundo del alma y no pueden más que lanzarle unas monedas que él guarda para comprar unos trozos de pan y un cartón de vino que le sigue sabiendo rancio.

Patrono de los gatos, compañero de los perros callejeros, guardián de los pájaros, encantador de cucarachas…

Mi rey con corona de espinas, con manto de estrellas y trono de cartón…

7 comentarios:

El Perpetrador dijo...

Emocionante retrato, una gozada. Y además veraz. Yo una vez anoté que los mendigos son budas a los que el mundo zafio no les permitió realizarse del todo.

Un saludo.

Loida dijo...

Quien sabe cuantos conocimientos guardan para si, magos sin chistera..
Bienvenido a mi mundo, siempre que pases seras bien recibido.

Azul Sheerle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Azul Sheerle dijo...

De cuanto no estaremos perdiéndonos por temor a preguntar, por no acercarte, solo por curiosidad.

Azul Sheerle dijo...

De cuanto no estaremos perdiéndonos por temor a preguntar, por no acercarte, aun que sea por curiosidad.

Nautna dijo...

.: De profesión…la vida :.
Habita solitario en cualquier rincón
sucia y transitada esquina sin mapa
dando esquinazo a las prisas
viaja en el tren de la vida
sin andén, sin vía ni estación
hoy aquí y mañana…
mañana será otro día, otra etapa
sin más compañía que el cartón
en forma de vino y manta
que convierte frío en hipo
y pesadillas en sueño y calma…
miles de kilómetros a su espalda
senderos de asfalto y barro recorridos
y en cada cruce de caminos
un monólogo, una charla
sin amigos, sin camaradas
con el negro de su sombra habla
de noche junto a una hoguera
amiga que le brinda calor y luz
pies negros y cansinos
con el sentido perdido
corazón sin norte ni sur
y como brújula su torpe latido
solos él y su solitaria vida
buscando un socorrido cobijo
y un cigarro, un pitillo que fumar
cada día
cada noche
no hay calendario para su pesar…
en su cuello un crucifijo
en el alma la espina del olvido
de su mujer y dos hijos
amasijo de recuerdos
fin de un amor sin acuerdo…
y en su bolsillo una armónica
que saca en cada ‘Calle Soledad’
y un suave y triste blues toca
acariciando su hambrienta boca
es la banda sonora de cada ciudad
nunca habla, nunca pide
con ojos vivos siempre sonríe…
está en tu pueblo y en el mío
estará allá donde mires
¿dónde parará a descansar?
¿dónde estará su final?

Me despierto
me apresuro
desayuno
cereales, zumo
tostadas de pan
hay que ir a trabajar
traje y corbata
odio mi profesión
coches y atascos
estrés y tensión
¡qué asco de ciudad!
la vida sube
España va mal…
en el atasco
las noticias de la radio
me acompañan a diario
“encontrado muerto un indigente
en el extrarradio de la ciudad
52 años y aún sin identificar
sólo llevaba en su bolsillo
una pequeña armónica de Blues
con un nombre grabado, Jesús”
Descanse en Paz

Olga S.Isidro dijo...

"Mi rey con corona de espinas, con manto de estrellas y trono de cartón…"

Triste y a la vez, hermoso.