miércoles, 7 de mayo de 2008



Hubo un tiempo en el que me creí poeta
me atrevía a ironizar
burlándome de los verbos
de los tiempos, de las rimas,
almacenaba sueños en urnas de cristal
y tenía mi propia Atlantis en mi bañera.
Hubo un tiempo en el que me sentí poeta
y creía en Dios y en los hombres
pensaba que las mentiras
solo eran metáforas que adornaban la verdad
y las coleccionaba todas debajo de mi falda.
Hubo un tiempo
en el que la palabra pluma
tenía poco que ver con un ala de pájaro
pero mucho con volar,
y volaba sobre mi pluma
como una bruja sobre su escoba
y reía…reía.
Hoy todavía me siento poeta
pero mi Atlantis se marcho por el desagüe,
Dios ha renegado de mí y no creo en los hombres,
escondo las verdades
y las pudro con las mentiras que se escapan por debajo de mi falda,
cambiaría mi pluma por unas alas de pájaro,
ahora el tiempo se burla de esta bruja
e ironiza acerca de mis rimas
ríe… ríe…
y todavía me siento poeta.

2 comentarios:

martin dijo...

El del desparpajo te saluda.
Tu comentario quedó suprimido, no sé por qué.
Y ahora, leamos tu blog.

Saludos

Cristal violeta dijo...

Bienvenido a mi cristal Martin!
Besotes violeta